Search
  • El Redentor AOG

21 Dias de Ayuno y Oración

Convocatoria al Ayuno y Oración por el Valle Imperial


El pastor Mike Neciuk ha convocado a la congregación a 21 días de ayuno y oración comenzando Junio 4 hasta Junio 24.


¿Cual es la razón?

El Señor ah puesto en el corazón del nuestro pastor el enfocarnos en los siguientes temas durante este tiempo de consagración.


  • Por las iglesias del valle (sin diferencia de dominación)

  • Por la violencia que está en aumento en las diferentes ciudades del valle.

  • Por las familias (Jovenes y niños) y matrimonios

  • Por las almas que están sin Jesus y necesitan salvación

  • Por la congregación local por mas fervor para con las almas y mas unidad.




"Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes" Efesios 6:12


¿Cómo me preparo para mi ayuno?

  • Reduce tu consumo de comida progresivamente, deshazte de las cosas que no son esenciales como el café, la soda, azúcares, botanas, etc.

  • Ve de compras por frutas, vegetales, jugos y agua, antes de tu ayuno. De esa manera evitarás distracciones de la tienda durante tu ayuno.

  • Antes de tiempo, amplía tu calendario para hacer un espacio para tiempos intencionales con Dios.

  • Por último, fija metas claras para el ayuno. ¿Cuáles comidas? ¿Dónde vas a orar? ¿Cuándo vas a orar?


¿Qué tal si tengo enfermedades que me previenen ayunar?

Si tienes una condición médica que te previene ayunar, consulta a tu doctor primero. Dicho esto, debes entender que ayunar te va a forzar a que decidas entre cosas normales en tu vida, que no son esenciales, y la opción de buscar a Dios sacrificialmente. Cualquiera puede dejar la cafeína, el chisme de la radio, las telenovelas, juegos de computadora y comidas chatarras sin el permiso de un doctor.


¿Qué tal si mi trabajo exige mucho físicamente?

Miles de Cristianos a lo largo de la historia y en todo el mundo que están viviendo bajo presiones extremas encuentran momentos para ayunar. Recuerda que Dios te invita a que te acerques a Él (Santiago 4:8). Deberías evaluar las exigencias de tu trabajo y buscar dar lo mejor de ti a pesar de si puedes ayunar o no. Como todo lo que hacemos es una reflexión de la obra de Dios en nosotros, nuestro rendimiento en el trabajo es una parte esencial en nuestro testimonio. Por esa razón, pedimos que no pongas tu vida en peligro sin una convicción clara de Dios. Puedes, por ejemplo, consumir una comida y ayunar el resto del día.


DURANTE EL AYUNO...

¿Qué debo hacer durante mi ayuno?

Establecer una rutina de oración diaria con suficiente tiempo para buscar y escuchar de Dios es absolutamente esencial durante el ayuno. Tal vez querrás seguir un libro. Mantener un diario. También recomendamos apartar un tiempo para unirte con otros en adoración, oración, y para recibir ánimo.


¿Qué batallas puedo esperar durante mi ayuno?

Al comenzar el ayuno, puede que experimentes una variedad de síntomas incluyendo dolores de cabeza intensos, fatiga extrema, pensamientos confusos, diarrea, escalofríos, y más. Ten en mente que, durante los primeros días de tu ayuno, tu cuerpo va a experimentar síntomas raros y fuera de lo común. Si estos síntomas persisten y se vuelven un obstáculo para tus responsabilidades diarias, primero contacta a tu médico y después busca asesoramiento de una persona con experiencia con el ayuno. Los primeros tres días son típicamente cuando el cuerpo está siendo lavado y escurrido de todas las impurezas y excesos de nuestras malas prácticas.


¿Qué pasa si fracaso?

Las tentaciones siempre son difíciles y durante un ayuno, la cosa más pequeña puede convertirse en una gran batalla. No te habrías imaginado que difícil sería decir no a una papa frita. Toda persona que ha hecho un compromiso serio durante el ayuno puede contar historias de cómo un amigo del que no escuchaba hace tiempo se aparece y le invita a una cena de bistec lujosa en el mismo momento en que comienza su ayuno. ¡Si, ayunar puede ser agotador! Pero piensa esto: Dios no es un amo de esclavos, él es tu Padre celestial amoroso. Elige buscarlo por amor y no por obligación. Así que, si tropiezas en tu ayuno…levántate, sacúdete, y persevera. Comparte tus luchas diarias con Dios y busca a un buen hermano o hermana que también está ayunando para que camine junto contigo. La victoria de un corazón cerca de Dios es más dulce que cualquier banquete que este mundo puede ofrecerte


--------------------


En estas siguientes 3 semanas toma el tiempo para buscar a Dios de una manera genuina. Trata de llenarte y alimentarte de la Palabra de Dios. Usas recursos cristianos como el devocional “Nuestro Pan Diario” para que te ayude durante tu consagración. Pero sobre todo enfócate en agradar a Dios y no a los hombres. El ayuno no es para que los demás te vean (Mateo 6:5-6, 16-18) oh para que la gente piense mas de ti. En vez de proclamar a otros que estas ayunando, as el esfuerzo de habla de la Palabra de Dios y de la salvación de Jesus a alguien de tu alrededor. Te sorprenderás lo que Dios ara a través de ti.

51 views

© 2019 Assemblies of God

  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon